Segundo día del Omer de la primera semana :

 

La desobediencia de la TORAH o la voluntad divina.

 

La TORAH o la madre, la instrucción, la Ley, las sendas antiguas (fue antes de la creación, tan antigua como la eternidad, puesto que es su voluntad, su pensamiento, su propósito, su plan perfecto para sus hijos y su creación) .
La TORAH ya no esta en los Shamaim, esta en la Eretz, en el corazón y en la mente de su Pueblo, tal y como Él quiso desde el Olam SheAbar (la eternidad Pasada) y por eso la ofreció a todos los hombres que creo sin excepción porque ellos eran su mas precioso objetivo y mas valiosa creación, con la que quería compartir su esplendor y su Majestad, Reinar con ellos en toda la creación y por todo el Olam HaBa (la eternidad venidera), pero los Hombres rechazaron ese ofrecimiento en el Monte Sinaí y solo un Pueblo, el Pueblo de Israel, la recibió y le dijo muy claro que “Obedeceremos y Haremos”, lo que equivale a ser su Pueblo escogido y Apartado para Él.
De manera que es el Pueblo de Israel, nosotros quienes tenemos como deposito Sagrado esta sagrada escritura en nuestro ADN, desde aquel dichoso y bendito momento de la creación y por su voluntad y amor, que Nunca ha cambiado, porque Él no cambia de opinión, ni se arrepiente, ni mucho menos se equivoca, a pesar de lo que este Pueblo le hemos hecho y le hemos faltado y transgredido infinito numero de veces a ese compromiso .
Mucha mas grande ha sido su compasión y su inmenso amor por nosotros, pues no solo nos ha perdonado esas muchísimas veces, sino que ha prometido restaurante en nosotros la obediencia y la pureza de corazón y la disposición para seguirlo y obedecerlo dócilmente con tanto amor que Él mismo se sorprenderá.
Hemos faltado a la TORAH por ignorancia, rebeldía, necedad, dureza de corazón, negligencia y sobre todo por que nos hemos apartado, no siempre para יהוה, sino que hemos querido satisfacer nuestro Ego, con placeres mundanos como las riquezas, el conocimiento o la ciencia, el falso poder y las glorias que perecen que solo vienen de los hombres, del error doctrinal de falsas religiones que hicieron lo posible por apartarnos de la verdad verdadera tal como lo menciona Él bien claro en el libro de Yejezkel capitulo 20 .
Cuando estuvimos extraviados entre las Naciones (las mal llamadas Religiones Monoteístas) fuimos secuestrados o esclavizados en formulaciones aparentemente buenas y elevadas espiritualmente que pretendían “Interpretar” correctamente la perfecta voluntad del Creador, lo que en aquel entonces se llamo con orgullo, “La sana doctrina” y eran sino instrumentos del mismo creador para que erráramos el camino y no consiguiéramos la Salvación, tal como Él mismo lo indica que hizo en el mismo capitulo 20 del navï Ezequiel.
Cuanto error y cuanta desobediencia cometimos para provocar semejante ira y conducta terrible de nuestro Amado y compasivo Amo y Señor?.
Seguiremos Así, a pesar de los prodigios y milagros que ha hecho para rescatarnos de aquella esclavitud de estas religiones Paganas y que solo nos apartan sutilmente pero en forma efectiva de su TORAH y de su Voluntad, o llego la hora de sacudirnos y salir a la libertad, limpios y puros de semejantes inmundicias y recuperar nuestra posición de hijos, herederos y de esposos con plenos derechos de su compasión y amor?
Que necesitamos ahora?, nada mas que nuestra voluntad de Teshuvah, arrepentimiento, y de reparar el daño que hemos causado a su causa, a su infinito amor y compasión , al mundo entero por nuestro mal testimonio y a nosotros mismos como Pueblo y como Personas apartadas ya escogidas, pagadas por precio y marcadas espiritual y materialmente por su pacto de Palabra y sangre como es La Brit Milah o circuncisión.
Es la hora, ya no hay mas plazo, es necesario Purificarnos y Vivir la TORAH con todas nuestras fuerzas y amor, ese es nuestro destino espiritual y eterno, solo Obedecer y vivir su propósito y su Plan perfecto consignado en su Sagrada voluntad, La TORAH.

BARÚJ ATÁ יהוה, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDSHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

 

Bendito eres Tú, יהוה nuestro Elohim, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.    

 

Hoy es el día 02 de la cuenta del Omero sea segundo día de la primera semana, faltando 47 días para Shavuot.