Decimo septimo día del Omer de la tercera semana :

 

La Pureza ritual en el hombre y la mujer que el pueblo no observo durante el periodo de esclavitud

 

 

(no solo cuando estuvo en Egipto en la antigüedad, sino que no observamos nosotros mientras estuvimos asimilados y dispersos entre las religiones o doctrinas de hombres y de las cuales hemos salido, no por un capricho o una novedad, sino por la convicción de un llamado a la verdad y a la voluntad del Creador y en reconocimiento espiritual de que fuimos hechos por Él y para Él y que pertenecemos a su pueblo por ser descendientes de las diez tribus dispersas o por que nos hemos querido injertar al olivo natural que es el que Él escogió y bendijo por siempre) por ignorancia o por que no estábamos convencidos de que esos mandamientos estuvieran vigentes y fueran una exigencia necesaria en las relaciones espirituales con Él y el mundo espiritual al cual pertenecemos y regresaremos.
El hombre, no solo debe andar en obediencia de los mandamientos que supone lo apartan del pecado y lo elevan espiritualmente y le agradan a Él, sino que también debe estar consiente de que la pureza ritual es uno de esos mandamientos y es una prueba de nuestro respeto y sometimiento dócil a su divina voluntad.
No es una cuestión de higiene solamente, sino de obediencia y de respeto a su autoridad y Sabiduría, si YAHWEH lo exige, y Él le da tanta importancia para la salud espiritual de la relación y existencia del hombre, quien es este para discutir con Él, su conveniencia o no, Su obediencia o no, sus efectos físicos y espirituales y el significado que entraña su ocurrencia en la conservación de la pureza de esa "Chispa" divina que Mora en sus hijos escogidos y apartados por Él y para Él.
En la mayoría de los casos de impureza Ritual que dice el libro de levítico, se refiere al tema o gira al rededor de los instrumentos y los ritos de la reproducción y de la muerte que es como lo expresan las escrituras el mayor de todos los contaminantes para el hombre.
La relación con la muerte o el culto a los muertos es por así decirlo contrario a su plan perfecto, no estaba en sus planes para con su máxima criatura, solo la eternidad y la vida, puesto que Él es eterno y es la misma vida y nosotros fuimos sacados de Él, luego nosotros también debíamos ser o tener esas características primordiales, pero luego del pecado ( la paga por el pecado es la muerte), la muerte, física y espiritual empezó a rondarnos y ser parte de nuestras existencias, prueba de ello son los tiempos del hombre ( llamo tiempos del hombre, aquellos que por su desobediencia y necedad y rebeldía, nos pusieron a vivir, como los mil años, luego los ciento veinte después del diluvio y ahora los setenta u ochenta a los más robustos, perdiendo la eternidad que es el tiempo de Él y a la que regresaremos por que tanto el castigo y el premio son eternos).
Esa impureza por la muerte o por cualquiera de los otros factores, es muy frecuente en el mundo que no valora la vida y que tampoco le reconoce su significado y que cree en su mensaje eterno.
La falta de Temor divino, es un aliciente para los que no respetan su importancia y menos su cuidado.
Tener relaciones con una menstruosa (nida) o derramarse en una masturbación, o por fuera de la vagina de su esposa (onanismo) y desperdiciar el semen, no son graves para algunos, pero por que andan atados a su inmundicia y en gran manera desconectados de la comunión intima con su Creador y no les importa que esto esta prohibido en las escrituras de forma clara y directa, primero por que son atentatorios a la vida y la multiplicación de la misma y segundo por que en los primeros casos, traen consecuencias severas contra la salud además de ser desagradables y poco aseados.
Padre, perdónanos por nuestra ignorancia y por nuestra desobediencia en esta materia y ayúdanos a entenderla, pero mientras tanto, purificarnos de la impureza ritual y te pedimos que recibas nuestro sacrificio al respecto y nuestra obediencia así no la entendamos. Sabemos que tu eres sabio y que nuestras vidas te las debemos, que no te equivocas y que si tu nos diste estos mandamientos referentes a la pureza ritual, tus razones tendrás y nosotros las debemos obedecer aun si no las entendemos completamente. Todah rabah por esta oportunidad del sacrificio del Omer para corregir nuestra conducta desobediente, porque como dice tu escritura el desconocimiento de tu ley no esclusa nuestra desobediencia, así sea.