Vigesimo tercer día del Omer de la tercera semana :

 

Todo lo que hemos sacrificado en estos días de Purificación es desagradable para El y una transgresión a su voluntad, pero también lo es y en sumo grado el hecho de ser "desagradecidos o ingratos con El y su misericordia, gracia y generosidad.

 

El hombre olvida rápido y mas cuando cree que le esta yendo bien en su vida, o estando esclavo por alguna circunstancia o atadura. La mente y la conciencia se le entenebrecen y se endurecen y lo primero que hace es olvidar al Creador y Padre dejando de agradecerle sus favores o ni siquiera reconociéndolos, y creyendo que son cosas a las que tiene derecho por ser "Bueno" o menos Malo que la mayoría de la gente.

Crearnos y darnos la vida y las promesas y los pactos, la provisión espiritual y material, su revelación, sus secretos y sus bendiciones, su protección y la llenura de su espíritu, la TORAH y su contrato matrimonial, la paz, la Sabiduría, el discernimiento y la fuerza de su respaldo y todas las cosas valiosas que tenemos, parecen que no son suficientes para el hombre que prefiere obrar por sus propias fuerzas y criterio o razón y desconocer que solo El y nadie mas que El, sea el

origen y el destino de ellas.

Dejarse influir por quien no nos da nada y por el contrario nos ha quitado (como es ha Satán oh el, adversario) que quiere a todo momento mentirnos y apartarnos de la comunión con El y sus dones y dádivas, de su paz y misericordia, de su amor y generosidad, etc, es una bofetada a la fidelidad y entrega por gracia que El ha tenido con nosotros, que somos ni mas ni menos que sus hijos predilectos.

Como será de doloroso para El, que sus hijos propios, por quienes hizo todo y para quienes creo estos mundos maravillosos, en un acto irracional, que ni los animales en sus limitaciones, los practican ni se atreven a ejecutar, le voltean la espalda y lo desprecian con su ingratitud?

Si fuéramos unos mal nacidos o paridos por la iniquidad y las fuerzas oscuras del irracionalismo y el mal, se podría entender, pero si salimos de El mismo, que no es el autor ni el origen de nada malo, sino de todo lo bueno y elevado que existe, como podemos justificar nuestras conductas y nuestras ingratitudes?

No le damos gracias por cada día mas de vida, ni por el techo que nos da, menos por el sustento ni por la salud o por la familia, ni por la paz y su protección y especial escogencia, que barbaridad lo que hacemos nos debería dar permanente vergüenza y deberíamos estar humillados en su presencia todos los días de la existencia de nuestras vidas.

Padre, perdónanos por ser tan pobres de amor y de gratitud contigo, como sentimos el haberte causado este inmenso dolor de Padre y Creador, hemos sido inferiores a tus deseos, no por tu voluntad, sino por nuestra dureza de corazón y nuestra poquedad como tus instrumentos y tus hijos. Por favor no tengas en cuenta lo que hicimos en nuestra esclavitud y luego de ella, por ignorantes, borra de tu mente nuestras faltas por tus méritos y por tu santo nombre. gracias por darnos esta oportunidad de rectificar nuestras vidas y reconocer que tu eres el dador de todo lo que tenemos y que solo a ti lo debemos en gratitud, Bendito Padre. AMEN