Vigesimo quinto día del Omer de la tercera semana :

 

No pagar a tiempo y lo justo a quienes nos sirven

 

Es el tema de este sacrificio del día de hoy por que esto para el Creador es una abierta transgresión o violación al principio de justicia y equidad que el ordena en sus mandamientos, tanto retener sin justificación y acuerdo entre las partes el

salario o la remuneración o compensación de su trabajo y tan grave como no remunerar o pagar con justicia ese trabajo, ambas cosas son de la peor presentación para El por parte de sus hijos, los que pertenecen a su Pueblo.

Nuestro Creador y Padre (el del Pueblo de Israel) es un D-os de justicia y esa es una de sus principales características, no puede permitir por principio inherente a su propia naturaleza, la injusticia de los que lo siguen y dicen que lo obedecen y lo aman, como también se irrita con aquellos que hacen esa injusticia con los suyos o con algún otro ser de la creación que no sea de su Pueblo, en el Pacto con Abraham, El es muy claro cuando dice "bendeciré a los que te bendicen y maldeciré a los que te maldicen" la acepción de las palabras "bendicen o maldicen" no da lugar a interpretaciones amañadas o acomodaticias, bendice aquel que no hace nada en contra

de alguien, por el contrario hace lo posible por su bienestar o satisfacción y trato justo, distinto es maldecir que connota conculcar sus derechos y/o irrespetarlo, hacerlo sentir mal o tratarlo injustamente, ambas situaciones tanto de palabra, de intención o pensamiento o de obra. Burlar un derecho, como es este caso, ya sea reteniendo o retrasando o no pagando lo justo, es una maldición para un hijo de ELOHIM y un pésimo mal testimonio para una persona que no es del Pueblo, que se convierte en injusticia inmediatamente y que tampoco la tolera de sus hijos.

Quien retrasa además el pago o es injusto en la retribución por la obra hecha esta diciendo de alguna manera que El puede hacerlo con quien le obedece y cumple sus instrucciones y su ley y lo hace aparecer a El, como injusto y eso además de ser falso e imposible, da un muy mal testimonio de su fidelidad y del cumplimiento de su palabra y es eso mucho mas grave todavía y El lo penaliza con mas severidad aun.

Entonces si no vimos la gravedad de estas practicas por el engaño de las falsas doctrinas o tergiversaciones que le dieron las malas interpretaciones a sus leyes inmodificables o incurrimos en ellas por ignorancia o peor aun con malicia y mala intención, es hora de rectificar ese comportamiento y pedir perdón a El y a las personas que afectamos y purificarnos aprovechando este mecanismo de elevación que nos ofrece este sacrificio del Omer luego de la salida de Egipto (del mundo, de las religiones y doctrinas de hombres) y proceder con plena justicia y bendición con aquellos que ponen sus dones a nuestros servicios, ayudándonos idóneamente en nuestras labores de crecimiento y desarrollo y en nuestros trabajos y empresas o al simple pero grato servicio domestico en nuestras casas.

 

Padre por favor examina nuestros corazones y no tengas en cuenta si te hemos fallado y faltado en materias tan graves como estas y perdónanos y borra de tu memoria lo que te desagrade y permítenos que rectifiquemos nuestras actitudes y que de verdad seamos justos y rectos delante de ti y nuestros hermanos y el mundo. Sana y limpia de todo lo malo y llenamos de tu bondad y generosidad y equilibrio, para poder ser testimonio de ti y de tu palabra, así sea.