Vigésimo noveno día del Omer de la quinta semana :

 

Seria el colmo que alguien del Pueblo de Israel, hablar mal de su propio Pueblo, pero si eso paso o participo de conversaciones que lo hacían y consintió con su silencio o no rearguyo, debe saber que hizo muy mal y que al hacerlo, no solo lo hizo contra el Pueblo del Creador, apartado para El,

bendecido y amado, sino contra El mismo que puso su propio espíritu en medio de ese Pueblo.

 

Que otras personas, por ignorancia o por necedad o por cualquier motivo desde luego con plena libertad hablen mal o mal digan al Pueblo del Creador eso es su propio riesgo y decisión y se atendrán a las consecuencias que el mismo Creador en el pacto con su siervo y amigo, el Patriarca Avraham, cuando dice "al que te bendijere, yo bendeciré y al que te maldijere, yo maldeciré", muy grave pero también es aplicable a los miembros del mismo Pueblo que lo hagan así sea un contrasentido inexplicable.

Hay unas maneras especiales de maldecir o decir o hablar mal del Pueblo y entre ellas están sutilmente camufladas, el hecho de dar mal testimonio maltratando la imagen de los Rabinos, Sabios, la TORAH, su Emuna, su obligación de ser sal y luz de la tierra y de todas las obligaciones como miembro de este elevado y muy escogido Pueblo del Creador.

Cuando un Judío o hebreo, maltrata a un trabajador suyo, o no le paga con justicia, o dice que no es religioso y que por eso no esta obligado a observar Shabat, las fiestas, la comida kasher, y por supuesto La TORAH, la instrucción de lo que significa la voluntad suprema y única del que sostiene al pueblo de su corazón que es como la niña de su ojos, esta hablando mal de su Pueblo y de su Elohim y Adon (autoridad y señor).

Entonces en aplicación practica para nosotros, que ahora estamos regresando al pueblo después de salir literalmente del Egipto que representa al mundo, o a las religiones de los hombres ósea a la libertad espiritual que El prometió y aseguro con su propia palabra. Si no damos buen testimonio ante todos los seres de este planeta, estaremos incurriendo en las mismas causales de "mal decir o de hablar mal" y claro de sus mismas consecuencias que prevé el pacto del Creador con el Padre Abraham, que ya se menciono con temor divino.

Para ser testimonio y "bien hablar" de mi pueblo y no incurrir en semejante temeridad contra mi Elohim y Salvador, solo hay que ser recto, limpio de proceder y observantes de la TORAH y de su santa voluntad.

Padre de esplendor, danos la oportunidad de enderezar nuestras vidas y enmendar nuestros testimonios para que Tu nombre sea exaltado y bendecido y tu Pueblo sea reconocido como quieres y es tu voluntad. Que todas las acciones de nuestra vida te agraden y estén sometidas a ti, haciéndonos hombres dignos, rectos y llenos de tu presencia, así sea.

 

BARÚJ ATÁ יהוה, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDSHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

 

Bendito eres Tú, יהוה nuestro Elohim, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.    

 

Hoy es el día 29 de la cuenta del Omer, o sea primer día de la quinta semana, faltando 20 días para Shavuot.