Cuadragésimo sexto día del Omer de la séptima semana :

 

Hay tantas cosas que debemos sacrificar para poder purificarnos y limpiarnos de nuestra desobediencia y nuestras transgresiones a las leyes, mandamientos, decretos, estatutos y de toda la voluntad del Creador, que seria necesario muchos días mas que esta cuenta, que esta oportunidad que nos da el mismo Creador en estos sacrificios del Omer.

 

Como por ejemplo el siempre discutido mandamiento de dar los Diezmos, las Ofrendas, las Primicias y hacer Tzedaka (hacer caridad, lo que antes mal llamábamos, dar limosna).

Muchos de los que vienen de la iglesia (Católica o la cristiana) y no tuvieron una buena experiencia o vieron que algunas personas abusaron de este mandamiento en provecho propio y llegaron cansados por ese tema, y vieron que mas que un tema del Brit Jadasha (pacto renovado o mal llamado "nuevo testamento") es un tema complejo de Obediencia y de reconocimiento de la soberanía y voluntad del Padre para suplir nuestras necesidades y cuidarnos de malas practicas de idolatría del dinero o de los bienes materiales, de verdad se asombraron y algunos lo cumplen con gozo, pues es su voluntad divina, pero otros, que dicen ser Iahudim, Obedientes de los mandamientos de la TORAH, fieles descendientes y del linaje de Abraham, Isaac y Jacob, disque circuncidados en el corazón y en la carne, observantes del Shabat y de las fiestas escriturales, del Kashrut y herederos de la creación, la máxima expresión del Judaísmo en Teshuvah (de regreso, porque son o se sienten de las diez tribus dispersas de la casa de Israel) ahora, con el pretexto o mal inducidos por "seudo Rabinos o Moreim o Sabios" dicen que este mandamiento no aplica hoy, y que no hay que cumplirlo por que Ahora no hay templo y no se conocen los Leviim.

Que tendrán para decir estos (¿Judíos?) cuando en el libro del Génesis (Bereshit) en el CAP 14, dice que Abraham le dio los diezmos de todo al rey de Shalem, El Malki Tzedek y Jacob le

prometió darle el diezmo de todo lo que el Creador le diera cuando recibió la visión de la escalera que ascendía al cielo y que esta en el libro también del Génesis CAP 28, para dar solo dos ejemplos del libro del Principio, yo pregunto, ¿donde estaba el Templo?.

La relación de estos Obedientes de la TORAH que no reconocen un mandamiento en todo su significado, seguro son los que mas exigen en su congregación que oren por sus necesidades, sanidades, paz y armonía en sus hogares, buscan atención especial en la enseñanza y en la consejería, critican las condiciones físicas, el calor, el frío, la lluvia, el ruido, discuten por los materiales, los horarios, el calendario, las fechas, etc.

O son los que creen que lo que tienen o que lo que ganan es debido a sus conocimientos y esfuerzo personal, a sus capacidades y/o a que el Creador los ha bendecido por que si o por que se lo merecen, esos ya tienen su pago aquí en la tierra, se portan mezquinos con su Proveedor y quien los sustenta desde los cielos, esos que le Roban a Él, esos ya tienen su vida tal cual son, así tengan riquezas, no las disfrutaran, porque así lo dicen las escrituras, esos son unos pobres ricos.

Pero aquellos que obedecen sin esperar que El Creador les retribuya su cumplimiento dócil, esos solo ven:

• Que al dar sus diezmos reconocen la soberanía del Creador sobre todos los bienes que existen, El es el Dueño, y si nos dio algo, mucho o poco, debemos dar el diezmo para reconocer que fue Él quien nos lo dio y que cuando Él quiera nos lo puede quitar.

• Que fue Él quien ordeno que diéramos el Diezmo para que hubiera alimento en su casa y para los que le sirven y en contraprestación Él abriría las ventanas de los cielos y nos daría bendición hasta que sobreabunde y reprendería el devorador (las tarjetas de crédito y todo lo que nos esclaviza económicamente como las compras a crédito etc.).

No es que Él necesite de nuestro dinero para poder  bendecirnos, no. Lo que Él necesita es saber si nosotros lo obedecemos en algo que para la mayoría de las personas es como la esencia de la vida, lo que vale la pena, lo que le da sentido al trabajo, lo que todo lo compra, en resumen, Él quiere saber si el dinero es nuestro D-os o nosotros sabemos que a Él le pertenecen el oro y la plata y que le reconocemos dócilmente a Él, el origen y la dependencia de nuestros bienes y bienestar.

Cuando en el libro de Malaquias Él dice que quien no le da el diezmo es un ladrón y lo esta robando a Él (CAP 3), no es una broma, y puede que a nosotros nos guste o no diezmar, o que tengamos razones o argumentos humanos o nos fuera muy mal en los caminos en que estuvimos antes, o que creamos cualquier cosa, lo cierto es que no hay una excusa valida para quebrantar este mandamiento y no recibir la disciplina por la desobediencia como cualquier otro mandamiento.

También dicen las escrituras que Él no da semilla sino al que siembra y eso no se refiere como algunos creen en que le tenemos que dar dinero para recibir dinero, eso quiere decir que si no somos obedientes y generosos con Él que nos da todo incluso la vida, no tenemos derecho a reclamarle algo y menos su bendición abundante y que cubra nuestras necesidades.

Padre de la Kavod y Amo del universo, dueño del oro y la plata y de todo lo creado, quita por favor de nuestros corazones ese espíritu de avaricia, mezquindad, miseria y ruina que nos hace Ladrones de lo que te pertenece y merecedores de la pobreza y la insatisfacción, de no tener las ventanas de los cielos abiertas y de ser esclavos de lo poco o mucho que tu permitas que tengamos, ayúdanos a ser generosos y reconocer tu favor y tu respaldo en todo lo que tenemos y nos das, que confiemos siempre en que si tu ordenas con promesa, eso siempre se cumplirá y será de bendición si lo obedecemos y por último queremos ser testimonio de que pertenecemos a tu pueblo, el que será el heredero de toda la creación y que esta prueba de que seamos obedientes con lo poco para que nos pongas en lo mucho la estamos superando con amor y gozo, así sea.

 

BARÚJ ATÁ יהוה, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDSHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

 

Bendito eres Tú, יהוה nuestro Elohim, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.    

 

Hoy es el día 46 de la cuenta del Omer, o sea cuarto día de la séptima semana, faltando 03 días para Shavuot.