Cuadragésimo séptimo día del Omer de la séptima semana :

 

 

Amar a הוהי, por encima de todas las cosas, no solo es un mandamiento, sino una obligación moral y afectiva y sentimental y por supuesto y mas importante que todo, Espiritual de sus hijos y miembros de su Pueblo, de su amada Israel, separada por El y para El.

 

Que fue lo que nos paso cuando nos extraviamos, nos asimilamos entre las naciones, entre las religiones hechas por los hombres y contrarias a la voluntad del único Creador y Salvador, el único Amo del universo, cuyo nombre es por encima de todo nombre y que unos cambiaron sin pudor

alguno y a su propio antojo y otros despreciando la verdad y esa voluntad expresa y concreta y que la tienen escrita por El mismo en el espíritu y la mente, lo ocultan en forma grave,

promoviendo dos terribles y maliciosos hechos que han permitido que el adversario hiciera una labor de zapa que Borro literalmente su nombre de la faz de la tierra y ese hecho fue y es No pronunciarlo, por una falta de hacerle mas caso a la revelación de su verdad, que a las opiniones de "sus sabios de Bendita recordación" no todos pero si los mas influyentes y de mas peso, que "Interpretan" las escrituras, en ves de como les corresponde "Enseñarlas" como El quiere y lo Ordena, Amarlo con todo el espíritu, con toda el alma y con todos los "recursos", es decir, con toda su capacidad intelectual y conocimiento, su dinero y su tiempo, pero El mismo dice que los que lo aman son Los que lo Obedecen y no simplemente los que solamente lo dicen o escriben sobre El.

Obedecerlo es proclamar su santo nombre, no solo de palabra sino con el testimonio de vida.

Dudar de la orden suya de que todo el mundo, todo, se refiere a todo, propios de su pueblo, primero porque son sus depositarios, lo tienen en su ADN, en su propia naturaleza, son su amada y los Gentiles, los que no son de su Pueblo por haberlo rechazado, pero que fueron creados por El y es El quien les sostiene la vida, aunque no lo reconozcan.

Amarlo significa depender de El en todo y por todo, Espiritual y Materialmente, a El darle la gloria y el reconocimiento por todo lo que ocurre en el universo, puesto que solo El es el Amo y dueño, significa que debemos conocer y vivir su TORAH (los cinco libros de Mosheh, porque en ella esta su voluntad y propósitos) que es ni nada mas ni nada menos que las instrucciones para servirlo, obedecerlo y ser felices como El lo propone.

Amarlo es rendirse instante por instante de cada minuto, de cada hora, de cada día, de todo el tiempo que El generosamente nos permite vivir. Rendirse significa, respirar su presencia, su respaldo y su permiso para vivir y hacer, pensar y desear, entregarle nuestra existencia y darle paso con gozo y alegría a Su control absoluto de nuestra existencia, eso parece un grado exagerado de misticismo o de fanatismo o inclusive para algunos de Castración de nuestra voluntad o de  holgazanería Espiritual, no importa como lo califiquen es sin duda alguna la única manera de tener éxito en el propósito de Amarlo y ser sus instrumentos valiosos, sus agentes de testimonio, su Amada dócil y enamorada que lo que piensa y hace es complacerlo sin limites.

Antes decíamos que había que imitarlo y tratar de ser como El, hoy con esta perspectiva Hebrea que nos da la TORAH, decimos: Que se haga tu voluntad, haremos y obedeceremos, acaso eso no fue lo que nuestro Pueblo dijo cuando El nos ofreció la TORAH y la Ketuvah en el monte Sinaí, que en pocos días celebraremos?

Haremos y Obedeceremos, es decir Padre, ¡Te amamos y seremos dóciles al seguir tu voluntad, tus mas íntimos deseos!. Por eso debemos ser consecuentes con nuestras propias palabras y compromisos, la palabra de un Judío, es su testimonio y la manifestación de su carácter y de su linaje, los hijos de la Palabra, son por eso mismo la Palabra.

Nada mas grande y majestuoso en la vida de un heredero de todo lo creado que honrar la esencia y la naturaleza de nuestro origen y destino final y eterno, con un gran Amor y testimonio de vida.

Amarlo a El no es cosa de un cuento que echamos a cuanto ser encontramos, no. Es una Forma de vivir, una actitud frente al mundo, ante el universo, esto no es tan difícil de lograrlo, es la mas grande de las oportunidades y bendiciones que El nos da a nosotros que hemos sido, rebeldes, infieles, necios y duros de corazón, pero que aprovechando esa oportunidad dada por el sacrificio del Omer, podemos rectificar nuestro camino y enderezar nuestras vidas y entrar por esto tan hermoso y definitivo y sobre todo tan grande, Amarlo sobre todo lo que existe y existirá. así sea.

 

BARÚJ ATÁ יהוה, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDSHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

 

Bendito eres Tú, יהוה nuestro Elohim, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.    

 

Hoy es el día 47 de la cuenta del Omer, o sea quinto día de la séptima semana, faltando 02 días para Shavuot.